Publicidad | Vea su anuncio aquí

Barcelona se coronó campeón ecuatoriano tras 14 años de sequía

barcelona campeon1

Barcelona ganó su título catorce en Ecuador de la mano del entrenador argentino Gustavo Costas y rompió así una sequía de catorce años sin ser campeón

- Getty Images

GUAYAQUIL - Barcelona ganó su título catorce en Ecuador de la mano del entrenador argentino Gustavo Costas, y rompió así una sequía de catorce años sin ser campeón, tras el triunfo de hoy del Deportivo Quito por 2-0 sobre Emelec, el segundo clasificado en la tabla.

Las cosas se le facilitaron al Barcelona, que el próximo sábado cerrará la temporada gracias a sus cinco puntos de ventaja sin importar el marcador en el encuentro contra Olmedo, que perdió hace tres jornadas la categoría para la próxima temporada.

La premiación del Barcelona de parte de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) se cumplirá al final del partido con Olmedo, aunque la celebración de sus aficionados se ha desatado desde hoy en todo el país.

Barcelona comenzó la temporada bajo la dirección técnica del argentino Luis Zubeldía, que se marchó en abril pasado debido a inconvenientes con el presidente del club, Antonio Noboa.

Con Zubeldía, Barcelona ganó cuatro partidos, empató cinco y perdió uno. Luego, el equipo cayó por 3-0 ante el Deportivo Quito con los técnicos interinos Carlos Gruezo y Walter Guerrero.

Costas debutó con empate 1-1 ante el archirrival barcelonista, el Emelec, y encarriló así al equipo a ganar la primera etapa del torneo con diez triunfos, ocho empates y cuatro derrotas.

En la segunda etapa ganó 12 encuentros, empató 6 y perdió 3, marcó 39 goles y recibió 18. Además del título, Barcelona se adjudicó un billete para la próxima Copa Libertadores y otro para la Copa Sudamericana del año venidero.

La reconciliación del Barcelona con sus millares de seguidores continuó en la segunda etapa, pues en la mayoría de los encuentros llenaron el estadio Monumental "Isidro Romero", con capacidad para 60.000 aficionados.

Los barcelonistas ganaron su último título en 1997, año en que eran dirigidos por el también argentino Rubén Darío Insúa.

Tanta ha sido la expectativa de los aficionados que desde ayer agotaron los 50.000 boletos que salieron a la venta para el partido del domingo, y la demanda exigía unas 50.000 más, cuando la capacidad del estadio es solo para 60.000.

Ante tal inconveniente, los directivos del club decidieron que la transmisión del encuentro vaya por señal abierta de televisión para todo el país, incluida la ciudad portuaria de Guayaquil, sede del club.

Barcelona comenzó la temporada con los refuerzos del colombiano José Amaya, los argentinos Iván Borghello, Pablo Lugüercio y Damián Díaz. Costas cambió la plantilla, al pedir al peruano Enzo Revoredo y al argentino Juan Ferreyra, en reemplazo de Lugüercio y Borghello.

La respuesta y el compromiso de la plantilla han sido al ciento por ciento. El equipo sufrió ausencias obligadas por delicadas lesiones de jugadores importantes, pero contó con una gran actuación de sus reemplazos.

Perdieron partidos importantes por lesiones figuras como el portero Máximo Banguera, los defensas Roosvelt Oyola, Jairo Campos y Frickson Erazo; los centrocampistas Matías Oyola, Michael Jackson Quiñónez, Michael Arroyo, Luis Caicedo, Carlos Gruezo y el argentino Díaz; los delanteros José Ayoví, Holger Matamoros, entre otros.

Sin embargo, el resto del plantel respondió a las expectativas y exigencias del torneo, mientras jugadores como Díaz, Banguera, Matamoros, Ayoví, Gruezo, Matías Oyola y Arroyo se recuperaron y hoy cerraron una temporada brillante con la obtención del título.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí