Publicidad | Vea su anuncio aquí

Argentina busca cortar hegemonía de Brasil en Sudamericano juvenil Sub-20

Juan Manuel Iturbe

Juan Manuel Iturbe es una de las figuras que estará en el Sudamericano SUb-20.

- Getty Images

Si bien la vista está puesta en el horizonte del Mundial de Turquía-2013, el local Argentina es el candidato de mayor peso para quebrar la hegemonía de Brasil en los torneos sudamericanos Sub-20, cuando este miércoles se inicie el 26to Campeonato "Juventud de América", con sedes en las ciudades de Mendoza y San Juan (centro-oeste).

El conjunto verde-amarillo llega no solo luciendo el título de campeón de la categoría, conquistado en Perú-2011, sino que buscará su cuarta conquista de manera consecutiva.

El Sudamericano Sub-20 que se disputará en Argentina, entre este miércoles y el domingo 3 de febrero, otorgará cuatro plazas para el Mundial de Turquía, que se jugará entre el 21 de junio y 13 de julio.

El torneo se dividió en dos grupos de cinco equipos cada uno, en el A estarán Argentina, Paraguay, Chile, Colombia y Bolivia, y tendrá sede en Mendoza (a 986 km al oeste de Buenos Aires), con el estadio Malvinas Argentinas como escenario.

A su vez, el Grupo B con sede en la ciudad de San Juan (a 1000 km de Buenos Aires) y que tendrá al estadio Bicentenario como eje de los partidos, estarán las selecciones de Brasil, Uruguay, Ecuador, Perú y Venezuela.

Los primeros tres clasificados de cada grupo disputarán un hexagonal final -todos contra todos- en la ciudad de Mendoza.

Argentina trae al certamen a Juan Manuel Iturbe -atacante del Oporto portugués-, quien jugará su segundo Sudamericano y ya deslumbró en Perú, como así también a las incipientes figuras de Racing de Avellaneda, Ricardo Centurión y Luciano Vietto, que en poco tiempo tendrán destino europeo.

"No creo que sea una presión. Si una gran responsabilidad", expresó el entrenador argentino Marcelo Trobbiani, quien tendrá la tarea de olvidar el traspié del certamen anterior, donde si bien la albiceleste llegó al Mundial de Colombia-2011, no logró la plaza para los Juegos Olímpicos de Londres.

Ya sin Neymar, figura descollante del anterior torneo, Brasil llega con una renovación de jóvenes promesas dirigidos por Emerson Avila desde el banquillo y con Rafael Alcántara (Barcelona, España) como máximo referente en la cancha.

"Como siempre Brasil es el favorito. En todos los torneos que participamos es así y este no es diferente. Tenemos que estar por encima de nuestros adversarios", dijo a la prensa Alcántara antes de llegar a tierras argentinas.

Uruguay, no llega acompañado de buenos augurios, algo que reconoce su propio entrenador Juan Verzeri: "No es un buen momento el que estamos pasando".

La celeste conquistó el certamen en siete ocasiones, pero hace 32 años que no gana ninguno (Ecuador-1981), y esta vez apuesta a jugadores como Daniel López (Roma, Italia) y el atacante Rubén Betancourt (PSV, Holanda).

Los equipos que arriban al torneo con buenas expectativas son Colombia, bajo el mando de Carlos Restrepo, y Paraguay, con Víctor Genes a la cabeza, y ambos serán duros rivales de Argentina en su zona.

Los cafeteros se sostienen en jugadores de buen toque como José David Leudo (Estudiantes, Argentina) y el ariete Jhon Andrés Córdoba (Jaguares, México), mientras que la albirroja lo hace en los valores de Libertad (actual campeón) que aportó nueve futbolistas a la lista de convocados.

Con futuros inciertos figuran Ecuador, Venezuela, Bolivia y Perú (estos dos últimos sin mundiales en la categoría).

Este torneo tendrá el mágico aroma del buen vino, cultivado en las dos provincias, pero también el de los paisajes maravillosos que ofrece la Cordillera de los Andes y toda la región cuyana.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí