Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • CaminoaMundiales
  • Próximo álbum

A pesar de todo México no siempre ha llegado ''caminando'' a los Mundiales

A pesar de las bondades de CONCACAF, la clasificación “caminando” a un Mundial para México por la vía del Hexagonal Final ha sido excepción y no una regla.
Desde el regreso del Tri a las Copas del Mundo luego de su ausencia en Italia 90 por sanción de FIFA por el escándalo de los “cachirules”, el sufrimiento y las angustias han sido parte de la mayoría de los Hexagonales clasificatorios, salvo para Alemania 2006.
Es por ello que, ahora en buen momento, el combinado azteca tiene un amplio margen de mejora, con el objetivo ya no sólo de clasificar sino de hacerlo rápido y con marcas que ronden la perfección.
Para Sudáfrica 2010, el Tri arrancó con derrota como visitante ante Estados Unidos y en sus primeros cuatro partidos sólo había ganado uno.
Además de caer en la helada Columbus en el juego del debut, también tropezó en Honduras y El Salvador, con un triunfo solitario en casa ante Costa Rica.
Ese arranque titubeante provocó el cese de Sven-Goran Eriksson y a partir de la quinta jornada fue Javier Aguirre quien tomó el timón para levantar la nave y llevar a México a la Copa del Mundo.
Ello incluso cuando ese cambio de técnico significaba el segundo movimiento en el banquillo porque en el 2008 había sido despedido Hugo Sánchez, cuyo lugar lo ocupó el sueco.
El Hexagonal para Alemania 2006 fue en el que Ricardo La Volpe cumplió la promesa de transitarlo “caminando”, ya que consiguió 7 victorias, 1 empate contra Panamá y 2 derrotas, ante Estados Unidos y Trinidad y Tobago.
Pero el Mundial de Corea-Japón 2002 significó otro episodio lleno de preocupación, pues al inicio el Tri también sólo ganó 1 de sus primeros 5 juegos, lo que derivó en el adiós de Enrique Meza y la llegada de Javier Aguirre, también como rescatista.
El Hexagonal hacia Francia 98 no estuvo exento de exabruptos, porque además de que sólo obtuvo un triunfo en 4 partidos de arranque, el estilo de juego de Bora Milutinovic nunca convenció y, ya clasificado al Mundial, entró Manuel Lapuente en lugar del serbio.
Previo al Mundial del 94, el Tri también sufrió de más, ya que en esa ocasión sólo hubo un boleto en disputa (el otro ya había sido otorgado a Estados Unidos por ser país sede de la Copa del Mundo), el cual ganó México en el último partido, con un angustioso triunfo de 2-1 como visitante ante Canadá.
Así que incluso cuando CONCACAF le presenta a México circunstancias accesibles para sufrir lo menos posible, la historia marca al Hexagonal como un verdadero escollo y no sólo como un trámite para llegar a la Copa del Mundo.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

Medallistas del Tri reciben 'pines' olímpicos

México jugará sin naturalizados en Brasil 2014

México realizó su único entrenamiento con los 'europeos' previo al duelo ante Nigeria

Los 42 candidatos de México al Mundial de Brasil

Disfruta más imágenes
a tu izquierda