Publicidad | Vea su anuncio aquí

  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • Diego Reyes
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • ContrastesMexicanos
  • Diego Reyes
  • Próximo álbum

Los futbolistas mexicanos han vivido contrastes al irse jóvenes a Europa

Diferentes facetas son las que los jóvenes futbolistas mexicanos han encontrado cuando se aventuran a realizar el viaje al futbol europeo con poca madurez.
Ya sea que sin haberse consolidado en el balompié mexicano o sin siquiera haber debutado en sus respectivos equipos, los reflectores del Viejo Continente pudieron ser demasiados deslumbrantes.
Diego Reyes, reciente contratación del FC Porto emulará lo hecho por elementos como Rafael Márquez, Efraín Juárez, Andrés Guardado y Edson Rivera, que a muy temprana edad, hicieron el viaje a Europa, aunque no todos con los mejores resultados.
Rafael Márquez fue el pionero. El defensa surgido de los Rojinegros del Atlas apenas disputó cinco torneos en el futbol mexicano y con 20 años de edad emigró a Europa para enrolarse con el AS Mónaco de Francia.
Lejos estaba Márquez Álvarez de ser un improvisado pues ya tenía un Subtítulo con los Zorros, Mundial Sub-20, además de ser titular y Campeón de la Copa Confederaciones con México en 1999.
Hoy a 13 años de distancia, el zaguero mexicano ha disputado tres mundiales, militó con el Mónaco y el Barcelona, clubes con los que ganó 16 títulos (incluyendo 2 Champions League) y posteriormente emigró a la MLS donde no tuvo un buen paso para finalmente arribar al León en su regreso al futbol mexicano. El éxito estuvo de su lado.
Héctor Moreno tuvo un paso similar. Luego de ser parte de la Selección que alzó el título del Mundial Sub-17, el defensa central se fue ganando la titularidad en los Pumas, jugó el Mundial Sub-20 de Canadá y entonces llegó el AZ Alkmaar de Holanda para ficharlo con menos de 20 años.
Luego de cuatro años en el balompié holandés y dos títulos, se ganó la oportunidad para llegar al futbol ibérico con el Espanyol de Barcelona en un contrato de cuatro años, además de sumar su primer Mundial en Sudáfrica 2010. Un proceso garantizado.
Andrés Guardado se fue del Atlas con 20 años. Con el Mundial de Alemania 2006 como carta de presentación y cuatro torneos en México.
Guardado Hernández llegó al Deportivo La Coruña donde permaneció cinco años teniendo un descenso y logrando ascender para luego ganarse el pasaporte para jugar con el Valencia. Guardado ya disputó dos Copas del Mundo y cumplió el sueño de jugar UEFA Champions League.
Gerardo Torrado fue el primero de los jugadores mexicanos que decidió emigrar a Europa sin el consentimiento de su club en México.
Surgido de los Pumas, Torrado jugó tres años con los felinos, disputó un Mundial Sub-20 y fue convocado para una Copa América sin haber debutado. Eso le valió para ir a buscar una oportunidad con el Tenerife, pasar por el Polideportivo Ejido, jugar con el Sevilla y culminar su paso en el Racing de Santander.
Tras una aventura que no tuvo el éxito deseado, pero que cumplió el sueño de Torrado de jugar en el Viejo Continente, el mediocampista volvió a México para jugar con Cruz Azul.
Tras haber conseguido el Mundial Sub-17 con la Selección Mexicana, Carlos Vela se fue al Arsenal de Inglaterra sin el consentimiento de Chivas.
Sin embargo, la estabilidad no ha estado de su lado, pues fue cedido al Salamanca y Osasuna en sus dos primeros años para luego volver a los “Gunners” y terminar prestado en el West Bromwich y Real Sociedad, club al que decidió emigrar en busca de continuidad.
En el caso de Ulises Dávila el tiempo deberá develar el camino. Hace año y medio el ex delantero del Guadalajara firmó con el Chelsea para ser cedido al Vitesse y posteriormente al Sabadell de la Segunda División de España.
Luego de ganar el Mundial Sub-17 del 2005, Efraín Juárez decidió romper relaciones con Pumas y buscar por su propia cuenta un lugar en el futbol de Europa.
Tras varios meses de búsqueda sin éxito y sólo con pruebas que no resultaron, Juárez volvió a Pumas para jugar un Mundial Sub-20 y la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.
Tras un buen torneo con el Tri, tanto Efraín Juárez como Pablo Barrera fueron contratados por el Celtic y wl West Ham, respectivamente.
Ninguno tuvo suerte y tras una estancia que se convirtió en una pesadilla por el futbol británico pasaron al Zaragoza para vivir una situación similar, pues finalmente debieron regresar a México con pocas cosas para el recuerdo.
Edson Rivera siguió un camino similar tras el buen torneo que tuvo con el Tri en el Mundial Sub-20 de Colombia. Con goles, Rivera se ganó la atención de clubes europeos, en especial del Braga de Portugal, club que lo fichó pero con el que nunca tuvo una oportunidad por lo que decidió volver al Atlas, luego de irse sin su consentimiento.
Diego Reyes tiene el destino en sus manos y aunque la meta de ser campeón con América está clara, deberá impulsar su carrera hacia el éxito con la calidad de por medio, pues la juventud y un buen contrato en el Viejo Continente no son garantía de éxito.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Próximos álbumes

'Chicharito' y Diego Reyes entre las mejores ventas de un club mexicano a Europa

Atlas y Chivas mandaron mensaje de no violencia a sus aficionados

Debut ante Chivas, complicado para estos DTs extranjeros de América

Chivas ostenta mínima ventaja en los duelos frente a Pumas

Disfruta más imágenes
a tu izquierda