Enlaces Relacionados

  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • 140310_Lesionados
  • Próximo álbum

Los grandes que se han perdido el Mundial por lesión

Tras la devastadora lesión de Kevin Strootman recordamos a algunos grandes nombres que no participaron de la justa mundialista por lesiones.
Alfredo Di Stefano:
El histórico del Real Madrid Alfredo Di Stefano tuvo una carrera a nivel selecciones tan complicada como intentar encontrar el lugar de origen de Carlos Gardel. Di Stefano participó con equipos de Argentina, Colombia y España, perdiéndose los mundiales de 1950 y 1954 por razones extra cancha. La gran oportunidad del merengue parecía llegar en 1962 con “La Roja” pero una lesión muscular dejó al legendario en las filas de los históricos que nunca participaron en el más grande escenario.
Bernd Schuster:
Schuster, uno de los pilares de la selección alemana en 1980, se quedó fuera del Mundial de 1982 en España luego de que Juan Andoni Goikoetxea la fracturara la rodilla izquierda en un partido entre el Barcelona de Schuster y el Athletic de Bilbao. Schuster no tendría otra oportunidad de jugar en el máximo escenario mundial.
Marco Van Basten:
Les lesiones no solo frustraron las aspiraciones mundialistas del gran Marco Van Basten, sino que podría decirse que frustraron una de las carreras más prometedoras de la historia. En el caso particular de las Copas del Mundo, Van Basten pasó toda la temporada 93-94 recuperándose de múltiples lesiones. Su club, el Milan, le prohibió jugar en Estados Unidos por miedo a arruinar su rehabilitación un año más tarde, Van Basten estaría retirado.
Juninho:
Michel Salgado fue el culpable de dejar al cuadro brasileño sin Juninho Paulista en el Mundial de 1998. En un partido ante Celta de Vigo en febrero de 1998, una dura entrada dejó a la entonces estrella del Atlético de Madrid con una fractura de tibia. El jugador tendría, sin embargo, oportunidad de formar parte del cuadro carioca que ganó la Copa del Mundo de 2002.
Romário:
El atacante brasileño que se adueñara del mundo en 1994 no pudo defender la Copa Mundo en Francia luego de sufrir una lesión muscular que, a pesar de recibir tratamiento extensivo, no logró recuperar para la fecha límite para entregar la lista final.
Robert Pirés:
Parte de la generación dorada del futbol francés que ganara el Mundial de 1998 y la Euro de 2000, Pirés se vio marginado de la defensa del título galo por una lesión. El defensor de Newcastle United Nicos Dabizas fue el culpable nominal de la lesión, con una entrada que llevó a Pirés a una caída que dañó su ligamento anterior cruzado. Sin embargo, el jugador mismo culpó a la fatiga más que a Dabizas.
Roberto Baggio:
Ya en el ocaso de su ilustre carrera, Baggie se quedó a la orilla del Mundial de Corea y Japón. La causa, de acuerdo a Giovanni Trapattoni, fue una lesión, a pesar de que el jugador protestara estar saludable y apelara incluso a Trapattoni en una carta. La sabiduría popular, que exigía la adición de Baggio, pareció tener la razón: Italia terminó eliminada en cuartos de final ante Corea.
Claudio Suárez:
“El Emperador” no pudo añadir a su total de 178 apariciones con el tricolor en el Mundial de 2002. Suárez, quien representara a México en 1994 y 1998, y fuera elegido para viajar al de 2006, se perdió la fiesta de Corea y Japón tras sufrir una fractura mientras entrenaba con el cuadro azteca.
Santiago Cañizares:
Uno de los mejores arqueros del mundo en su momento, Cañizares se perdió el Mundial de Corea-Japón 2002 luego de, supuestamente, haber dejado caer una botella de loción sobre su pie, un fragmento de la cuál habría cortado un tendón. Su pérdida, sin embargo, pudo haber sido la ganancia de “La Furia” que tuvo que recurrir a un joven Iker Casilla, parte de un plantel que los llevó a cuartos de final en ese torneo y a la gloria años más tarde.
David Beckham:
“Becks”, uno de los jugadores más populares del mundo, parecía en declive en la recta final a 2010. Sin embargo, el segundo jugador más llamado a la selección inglesa parecía perfilarse a conseguir un lugar en el cuadro de Fabio Capello antes de que un desgarre de tendón de Aquiles lo obligara a renunciar al que hubiera sido su cuarto mundial. Beckham jugó su último partido como profesional el 18 de mayo de 2013.
Michael Ballack:
Tras ser instrumental en el camino de Alemania a la final de 2002 y a su estelar actuación en casa en 2006, Michael Ballack jugaba a un altísimo nivel de cara al Mundial de 2010. Pero una entrada salvaje de Kevin Prince-Boateng en un juego de Premier League terminó con las aspiraciones del líder germano, que viajó a Sudáfrica con la selección para proporcionar apoyo moral pero que se vio forzado a retirarse a penas un año más tarde tras una serie de lesiones.
Michael Essien:
El mediocampista sufrió una lesión a finales de 2008, con lo que hubiera parecido suficiente tiempo para recuperarse y aparecer en el primer Mundial jugado en tierras africanas, en Sudáfrica 2010. Ghana terminaría por alcanzar los cuartos de final y ser el equipo africano mejor colocado, pero todo eso sucedió sin Essien. La lesión lo asustó suficiente como para abandonar a las Estrellas Negras y concentrarse en su carrera en clubes.
Rio Ferdinand:
Ferdinand, capitán de Inglaterra de cara al Mundial de Sudáfrica, sufrió una lesión de rodilla en el primer entrenamiento del equipo de la rosa a su llegada a tierras africanas. El daño subsecuente en los ligamentos de su rodilla lo llevaron a perderse el torneo, privándolo de lo que hubiera sido su tercer mundial.
Djibril Cissé:
El atacante francés se preparaba para formar parte de un cuadro francés que terminaría por llegar a la final del Mundial de 2006 viviendo un gran momento. Sin embargo, en el último partido de preparación de cara a Alemania, una entrada del capitán de China Zheng Zhi llevó a una fractura de tibia y peroné que lo dejaría fuera de acción hasta finales de octubre de ese mismo año. Cissé volvió al Mundial con el desafortunado equipo galo de 2010.
Radamel Falcao:
Hasta hace unas semanas parecía un hecho que el estelar jugador de la selección Colombia y el Mónaco no viajaría a Brasil. El prospecto aún parece lejano, si bien tras una exitosa cirugía, el médico que operó a Falcao en Portugal le dio un “55% de probabilidades” de jugar la Copa del Mundo. Veremos (y esperemos que sí) si la estrella “cafetalera” puede uniformarse ante Grecia para arrancar el primer Mundial de Colombia desde 1998.
Theo Walcott:
A sus 24 años de edad, Walcott contaba ya con una aparición en Copa del Mundo, en 2006, y una inesperada ausencia en 2010. Su campaña por volver a la justa se vio frustrada cuando se desgarró el ligamento anterior cruzado en un partido ante Tottenham Hotspur en la FA Cup. El jugador estrella de Arsenal podría terminar viajando a Brasil… en papel de comentarista.
Próximos álbumes

Nike presentó los revolucionarios 'Magistra' en los pies de Andrés Iniesta.

Conoce el nuevo calzado de Ronaldo para el derby entre Real Madrid y Barcelona

¿De qué se podrían disfrazar los deportistas para Halloween?

San Francisco festejan como unos 'Gigantes'

Disfruta más imágenes
a tu izquierda