El Manchester United cayó ante el Yokohama Marinos en su debut en Japón

ManchesterUnited

.

- Getty Images

TOKIO - El campeón de la liga inglesa, el Manchester United, perdió en el último minuto del partido (3-2) contra el Yokohama Marinos, más rodado y agresivo, en el primer partido en Japón de los "diablos rojos" dentro de su gira asiática.

El nuevo técnico escocés del United, David Moyes, que lleva dos derrotas y una victoria en la pretemporada "red", aprovechó el encuentro para dar minutos a los jóvenes Wilfied Zaha, Jesse Lingard y Adnan Januzaj, que formaron un tridente por detrás de la estrella holandesa Robbie Van Persie.

El conjunto nipón, revolucionados ante la posibilidad de exhibirse frente al campeón inglés, sorprendieron adelantándose en el marcador con gol del delantero brasileño Marquinhos, de 37 años, que batió a David De Gea cuando no se había cumplido ni un minuto de juego.

El equipo japonés, tercero a mitad de la temporada en la liga nipona, se movía con rapidez ante el regocijo de los cerca de 70.000 espectadores que poblaron las gradas del estadio de Yokohama a pesar de la lluvia y de las altas temperaturas.

El campo rapidísimo tampoco ayudó a los británicos, físicamente menos preparados, que apenas inquietaron con lentas transiciones en el centro del campo y aproximaciones demasiado previsibles.

En una de ellas, Zaha lideró un contragolpe por banda derecha, se deshizo con suma facilidad de su marca y mandó el balón atrás desde línea de fondo donde, tras un rechace, Lingard, el más activo de los "diablos", ponía en el empate en el minuto 19.

Diez minutos después, una falta lanzada por el habilidoso Januzaj, propició la pifia del portero nipón, Enomoto, y el balón, perdido, rebotó en la pierna del defensor Tashiro para adelantar al Manchester en el minuto 30.

En la segunda parte, el habitual baile de cambios llevó a la caseta a Van Persie y Lingard para dar entrada a Young y Welbeck, que permitieron a los de Moyes abrir el campo y mejorar sustancialmente.

No obstante, un fallo en la marca del United en un córner sirvió, a los 4 minutos de la reanudación, para que el Yokohama pusiera las tablas tras un buen remate del defensor brasileño Fabio Aguiar.

La salida como segundo punta del ídolo nipón Shinji Kagawa, en sustitución de Januzaj, cambió el dibujo de Moyes, que rompió el tridente para dar más equilibrio y jugar con dos extremos.

En los minutos finales, el técnico escocés dio entrada a Giggs y el United se lanzó al ataque, lo que gestó un fútbol rápido y vistoso que en el minuto 88 premió el enorme esfuerzo de los nipones con un triunfo obra del delantero Yoshihito Fujita tras un buen contragolpe.

Después caer en Tailandia (1-0) y golear en Australia (1-5) contra combinados de esos países, el Manchester United jugará el viernes su segundo amistoso en Japón antes de proseguir su gira asiática de pretemporada hacia Hong Kong.