El mexicano Nery Castillo sigue la estela de Hugo Sánchez en Rayo Vallecano

Nery Castillo, como Hugo en el Rayo

Nery no pudo consolidarse en el fútbol mexicano y retornó a Europa para jugar con el Rayo Vallecano.

- MEXSPORT

MADRID, España - El delantero internacional Nery Alberto Castillo, que disputó su primer partido en la Liga española frente al Valencia, se convirtió en el segundo futbolista mexicano en jugar con el Rayo Vallecano en Primera y sigue la estela de Hugo Sánchez, que jugó en el equipo madrileño en la campaña 1993/1994.

Hace justo veinte años, el 5 de septiembre de 1993, la afición del Rayo se ilusionaba con el debut del mexicano Hugo Sánchez, auténtica figura mundial que ostentaba en su palmarés, entre otros títulos, una Copa de la UEFA y cinco Ligas con el Real Madrid, una Copa del Rey con el Atlético y cinco trofeos al máximo goleador del campeonato liguero español.

La llegada de Hugo Sánchez al Rayo supuso el salto de calidad que necesitaba el equipo y su rendimiento estuvo fuera de toda duda, con 29 partidos de Liga disputados y 16 goles anotados. Pese a su aportación goleadora, la suerte y los resultados no acompañaron al equipo madrileño esa temporada y al final se produciría el descenso de categoría.

El último partido oficial de Hugo Sánchez con el Rayo fue el 1 de junio de 1994, en el estadio Carlos Tartiere de Oviedo, dónde su equipo disputaba la promoción por la permanencia frente al Compostela en un campo neutral. El resultado de 1-3 descendió al cuadro madrileño y puso fin a la historia del mexicano en el equipo madrileño.

Ayer, 28 de septiembre de 2013, la afición del Rayo pudo presenciar el debut de Nery Castillo en Mestalla, en el partido que su equipo disputó frente al Valencia y que terminó perdiendo 1-0.

El mexicano, que fue la principal novedad en la convocatoria del técnico Paco Jémez para este choque, saltó al césped en el minuto 85 de partido sustituyendo a Saúl Ñiguez y su presencia fue casi testimonial por el escaso tiempo de juego del que gozó.

Su debut puso fin a varios meses de espera, puesto que una lesión en el muslo derecho que ya padecía cuando fichó en julio le impidió hacer la pretemporada con el grupo y estar disponible hasta esta misma jornada.

Después de un arranque liguero poco esperanzador del equipo, que acumula seis derrotas consecutivas y ocupa el puesto de colista en la clasificación, hay muchas esperanzas puestas en el delantero mexicano.

Nery es todo un trotamundos del fútbol, puesto que a sus 29 años ha jugado en Uruguay (Danubio), Grecia (Olympiacos y Aris de Salónica), Inglaterra (Manchester City), Ucrania (Shaktar Donetsk y Dnipro), Estados Unidos (Chicago Fire) y México (Pachuca y Club León).

En el Rayo están convencidos de que la calidad que atesora en sus botas puede dar el salto de calidad que ahora mismo necesita el equipo en la punta de ataque para lograr el objetivo de la permanencia.

Personalmente, el futbolista también afronta esta nueva etapa ilusionado y motivado porque sabe que sus opciones de ir al Mundial de Brasil el próximo verano, en caso de que México se clasifique, pasan por hacer una buena campaña en España y mostrarse ante el seleccionador Víctor Manuel Vucetich como un jugador a tener en cuenta para la lista de 23 convocados.