Eric Abidal: ''Dani Alves quiso donarme parte de su hígado''

Dani Alves quiso donar hígado a Abidal

Una gran amistad existe entre estos dos futbolistas.

- Getty Images

BARCELONA, España - El exbarcelonista Eric Abidal ha desvelado que la gran amistad que mantiene con el brasileño Dani Alves tiene el punto álgido cuando el actual lateral quiso donarle parte de su hígado para realizar el trasplante que necesitaba el francés.

Como consecuencia de un tumor hepático, Abidal requirió de un trasplante de hígado que finalmente llegó de un primo suyo, operación y proceso de recuperación que ha resultado satisfactorio, ya que el jugador reapareció la pasada temporada con el Barcelona, fichó la presente por el Mónaco y ha vuelto a la selección francesa.

En una entrevista a 'Catalunya Ràdio', el francés ha desvelado algo desconocido que aconteció antes de la operación: "Alves quiso darme su hígado, pero no podía ser porque es deportista".

Abidal ha señalado que la amistad con Alves se fraguó en el vestuario del Camp Nou y en el campo, pero también porque fueron vecinos de comunidad durante mucho tiempo. Tras la marcha de Abidal al Mónaco, Alves abandonó el dorsal número '2' por el '22' que lució el francés, para rendirle un homenaje.

Acerca de las dudas que tuvo el Barcelona cuando decidió no renovarle, el jugador francés ha reconocido que él también tenía las suyas cada vez que se levantaba por la mañana. Además, ha admitido que el Bayern de Múnich, entrenado por Josep Guardiola, decidió no contratarle por los riesgos que el jugador entiende que el equipo alemán no quiso correr con él.

Por otra parte, Abidal se vio inmerso hace unos días en una polémica con el Barcelona, cuando en una entrevista en la página web de 'L'Equipe' dijo que el club catalán le dejó de pagar cuando tuvo la recaída.

El Barça reaccionó contundentemente y envió un comunicado conjunto, con el jugador, en el que recordó que Abidal había cobrado hasta el último euro de su contrato.

Abidal ha admitido que el Barcelona tenía razón, y ha evitado alargar la polémica y ha zanjado el asunto. "No tengo ningún problema con nadie, ni tampoco con el Barça. Se equivocaron en las palabras que dije. Lo que dice el Barcelona es cierto, y yo también lo creo", ha dicho.

El jugador, que fijará su residencia en Barcelona cuando se retire del Mónaco, ha recordado que trabajará para el club catalán, como director general de las escuelas de fútbol del Barça por todo el mundo, oferta que ya le extendió el presidente del club, Sandro Rosell, el día en que la entidad azulgrana comunicó públicamente su adiós.