Publicidad | Vea su anuncio aquí

El lluvioso empate ante Canadá no promete mucho a Klinsmann y EEUU

Jurgen Klinsmann

Jurgen Klinsmann espera que Estados Unidos mejore como México.

- Getty Images

La selección de fútbol de los Estados Unidos tuvo esta semana tuvo una actuación muy mediocre y dejó una imagen negativa luego de empatar 0-0 en el partido amistoso internacional que disputó frente a Canadá.

El entrenador Jurgen Klinsmann utilizó este encuentro de preparación camino a las eliminatorias mundialistas para probar a muchos jugadores jóvenes y otros que no habían contado con oportunidades en el equipo nacional.

En una lluviosa noche en Houston, la selección local tomó control de la pelota, manejó siempre los tiempos del compromiso, no pasó momentos difíciles en defensa ante un rival que casi no lo atacó y demostró una hegemonía en el juego aéreo durante los 90 minutos.

Sin embargo, el equipo nacional (conformado casi en su totalidad por jugadores de la MLS) tuvo muchísimos problemas para quebrar a los canadienses. Estados Unidos con contó con un generador de fútbol, no consiguió abrir juego y casi no generó peligro sobre el arco visitante.

El planteo inicial de Klinsmann contra Canadá fue un 4-4-2 en el que el técnico alemán sorprendió con un rombo en la mitad del campo (casi nunca utilizado antes) y con la presencia de Brad Evans en la posición de enganche.

A Evans se lo notó muy incómodo y no pudo cumplir con la tarea que tenia asignada. Increiblemente el segundo tiempo lo disputó en el puesto de lateral derecho luego de esos movimientos extraños de jugadores a los que ya nos ha acostumbrado Klinsmann.

En la segunda mitad del encuentro se cambió a un 4-2-3-1 con los ingresos de Feilhaber y Gatt. Esto provocó que Brad Davis se desplazara hacia el centro del campo y por algunos minutos intentara fomar una sociedad con Zusi (aunque nunca tuvo tiempo para materializarse al ser reemplazados por el DT).

Estados Unidos nunca pudo sostener una presión en el campo contrario para recuperar rápido la pelota ni estar cerca de transformar al portero rival en una de las grandes figuras del partido. Los ataques terminaban por diluirse antes de llegar al area grande canadiense.

Solo se destacaron los centrales Omar González y Matt Besler (ambos jugaron su primer partido desde el arribo de Klinsmann), la marca de Beckermanen el medio, un poco de Zusi y la insistencia ofensiva de Wondolowski.

Ya no hay más amistosos ni bancos de pruebas antes del inico del camino rumbo al Mundial 2014. Los primeros 3 partidos serán muy exigentes: el 6 de Febrero contra Honduras en San Pedro Sula, el 22 de Marzo ante Costa Rica en Colorado y el 26 de Marzo visitará a México en el Azteca.

Estados Unidos tiene muchísimo que demostrar en un Hexagonal Final de la CONCACAF donde casi no se pueden cometer errores. El inicio del mismo será importante para no poner en peligro su clasificación a Brasil 2014.

Si los resultados no son positivos en los tres primeros compromisos, será el momento ideal para encender una vela y rezarle a San Landon Donovan.

Déjanos tus comentarios en nuestros foros y comparte la información en Facebook y Twitter.

Visita la Tienda de Fútbol de Univision

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí