Beckham jugará su último partido con el Galaxy en la final de la MLS

Liga MLS: Beckham abandona a Los Angeles Galaxy

Liga MLS: Beckham abandona a Los Angeles G...

Beckham leave´s the Galaxy

El jugador inglés confirmó que dejará el fútbol de los Estados Unidos al final de l...

The english player announced that after the final game against Dynamo will leave the MLS

01:14  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Acabas de ver...

You just watched...

Perform Group Perform Group

Liga MLS: Beckham abandona a Los Angeles G...

Beckham leave´s the Galaxy

Mostrar nuevamente
Replay
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist

Share

Compartir

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

3
Pausar auto-play Pause auto-play
Siguiente
Up Next
El jugador inglés confirmó que dejará el fútbol de los Estados Unidos al final de la actual temporada
11/19/12 | 01:14
Perform Media Channels

La leyenda británica del fútbol David Beckham dijo que jugará su último partido con Los Ángeles Galaxy en la final del campeonato de la liga estadounidense MLS a principios del mes que viene.

El ex capitán de la selección inglesa de 37 años ha jugado las últimas seis temporadas con el Galaxy, ganador del título de la MLS la temporada pasada, cuando derrotó al Houston Dynamo 1-0.

Beckham y el Galaxy van por su segundo título consecutivo cuando enfrenten al Dynamo en una repetición de la final del año pasado, el 1 de diciembre en el Home Depot Center.

Beckham dijo que ese juego será el último en el equipo, ya que espera seguir adelante y convertirse en copropietario de un equipo de la MLS en el futuro.

"He pasado un tiempo muy especial jugando con el Galaxy de Los Ángeles. Sin embargo, quería vivir un último desafío antes del final de mi carrera como jugador", dijo Beckham en un comunicado emitido por el equipo.

La semana pasada, el portavoz del jugador dijo que David Backham no iría a jugar en Australia, contrariamente a lo que había afirmado la Federación de Fútbol de Australia (FFA).

El jugador dará una conferencia de prensa el martes en Los Ángeles, donde debería, según su club, dar más detalles sobre su futuro.

Beckham no entró en detalles sobre lo que quiso decir por "un último desafío" o lo que planea hacer a continuación.

Además de Australia ha habido interés de clubes europeos.

"Este es su último partido competitivo con el Galaxy", dijo el portavoz del equipo angelino Justin Pearson.

Beckham es un veterano de tres Copas del Mundo y es uno de los mejores volantes en la historia de Inglaterra. Participó en 115 partidos para la selección de su país, con 17 goles mientras capitaneaba a su selección en más de 50 ocasiones.

Logró una docena títulos de Liga Premier durante una sensacional carrera de 12 años con el Manchester United, que también lo vio ganar la Copa dos veces y el título de la Liga de Campeones de 1999.

En julio de 2003, Beckham firmó con el Real Madrid, ayudándoles a ganar en el 2006-07 el título de la Liga.

Posteriormente, se unió al Galaxy al siguiente año, debutando en un partido amistoso contra el Chelsea en el Home Depot Center.

"Rara vez un atleta hace redefinir un deporte," dijo Tim Leiweke, presidente de Galaxy Anschutz Entertainment Group. "David no sólo llevó nuestra franquicia a otro nivel, sino que puso nuestro deporte a otro nivel, ha sido un honor y un privilegio ser parte de su mundo".

Beckham ha jugado seis años en Los Angeles desde su traslado de Europa, llegando a tres finales de Liga, con un título, el logrado el año pasado.

El estelar jugador ayudó a crecer el deporte en Estados Unidos, pero su tiempo en el sur de California no ha estado exento de polémica.

Ha tenido peleas con aficionados. Su préstamo a equipos europeos (para jugar), que le hizo perder partidos de temporada de la MLS, enfureció a algunos aificionados de Los Angeles, que mostraron su desagrado con carteles en los juegos que decían "Go home fraude" y "jugador de tiempo parcial".