Dynamo igualó con DC United y jugará la final de la Copa MLS

Dynamo empató con DC United y pasó la gran final de la Copa MLS 2012

Dynamo a la final de la Copa MLS

Dynamo, a finalist in the MLS Cup

Tras igualarle al DC United el Dynamo de Houston pasó por cuarta vez a una final de la...

After earning a draw with DC Unites, Houston will play their fourth MLS final.

Temp. Season 2012 | Epi. Ep. 121118 | 11/19/12 | 01:08  | TV-G
ENG
ESP
Comparte
Share
Me gusta
Like
Agregar a Mi Lista Agregado a Mi Lista Add to watchlist Added to watchlist
Lenguaje
Language

Comparte

Share

Enviar un mensaje

Send a message

Envía Send your message

Enlace

URL

Codigo

Code

Tras igualarle al DC United el Dynamo de Houston pasó por cuarta vez a una final de la MLS.
Ep. 121118 | 11/19/12 | 01:08 Disponible hasta 11/19/12
Univision

WASHINGTON, DC.— El mediocampista hondureño Boniek García anotó al minuto 33 el gol con el que Houston Dynamo empató 1-1 con el D.C. United, un resultado suficiente para alcanzar el título de la Conferencia Este y el pase a la Copa MLS 2012 gracias al marcador global de 4-2.

Match Center del partido

El montenegrino Branko Boskovic anotó el empate para los capitalinos al 83' como parte de la arremetida final del United, que igual se quedó corto frente a su público en el Estadio RFK.

Houston queda así a la espera del ganador de la final de Conferencia Oeste entre LA Galaxy y Seattle Sounders, en una llave que lideran los californianos después de ganar 3-0 el partido de ida en Los Angeles.

El técnico local Ben Olsen apostó por la garra sudamericana para comandar el ataque de su equipo. Sus dos hombres en punta al comienzo del partido fueron el colombiano Lionard Pajoy y el brasileño Maicon Santos, con Marcelo Saragosa, también de Brasil, y Nick DeLeon, de padre trinitario, jugando un poco más atrás de ellos como volantes ofensivos.

Jugando contra el tiempo y la desventaja de dos goles en el marcador global, los capitalinos orquestaron tres llegadas serias en los diez primeros minutos de juego, entre ellos un metrallazo de larga distancia de Perry Kitchen al 10’ que obligó al portero del Dynamo, Tally Hall, a rechazar con los puños para no correr más riesgos con el potente tiro.

Al Dynamo le costó un poco más llegar por el cerrojo defensivo que aplicaba el United de los tres cuartos de cancha hacia atrás, donde además de Kitchen se movilizaba  Boskovic en la zona de contención.  Atrás de ellos, en la línea final, una zaga de tres veteranos como el canadiense Dejan Jakovic y el argentino Emiliano Dudar como centrales y Robbie Russell por la derecha con Chris Korb como lateral izquierdo.

Pero los dirigidos por Dominic Kinnear se daban el lujo de jugar con la tranquilidad que le daban sus dos goles de ventaja en el marcador global y, aunque nunca renunciaron al ataque, movilizaban el balón con mucha precaución adelante esperando cualquier descuido de los defensores capitalinos.

Will Bruin y Macoumba Kandji eran los que comandaban el ataque en punta, siempre con el capitán Brad Davis y el hondureño Boniek García ayudando desde el sector medio de la cancha.

El D.C. trianguló con varios toques seguidos un balón que transportaron desde la media cancha evadiendo a varios marcadores del equipo “Naranja”, pero el remate fue muy suave.

Al 30’, Santos cabeceó a puerta un centro de Russell desde la derecha pero el balón le salió muy suave dando tiempo a Hall de saltar hacia el ángulo derecho de su portería para atajar el balón.

Dynamo esperaba pacientemente su oportunidad y fue al 33’ cuando después de que Davis se paseó cómodamente dejando atrás a por lo menos cuatro marcadores, llegó casi hasta la línea final desde donde retrasó el balón unos metros hasta donde entraba el hondureño García, quien también se desmarcó de dos defensores más para enviar el balón al fondo de la red, 1-0.

Dos minutos después de reiniciadas las acciones en la etapa complementaria, el United tuvo su primera oportunidad de descontar cuando Korb centró desde la izquierda un balón que alcanzó a parar Pajoy al borde del área chica pero no pudo retener la bola, siendo su compañero Russel quien llegaba por detrás de él para rematar pero muy desviado por encima del larguero superior de la valla de Hall.

Al 57’, el técnico Olsen ingresó a Hamdi Salihi por Pajoy buscando mayor productividad ofensiva para los capitalinos con el delantero albanés que llegó este año a la liga con grandes credenciales como goleador pero que vio muy poca acción con el United. Salihi se paró al frente al lado de Santos pero con poco menos de media hora por jugar era simplemente titánica la misión asignada a estos dos delanteros.

Consciente de ello, Olsen no quiso dejar ninguna carta por jugar y en la vuelta 62 sacó a la cancha a su mediocampista y capitán Dwayne De Rosario. Nada fácil para el canadiense, quien hacía su primera presentación en más de dos meses desde que el 11 de septiembre se lesionó su rodilla izquierda.

Pero no habían más alternativas, no había mañana y todos en D.C. lo sabían. Fue por eso que Salihi llegó dos veces seguidas en dos minutos, entre el 66’ y el 68’, pero sus embestidas fueron contenidas por el portero Hall, quien fue el otro héroe de Houston por sus intervenciones debajo de los tres palos para conjurar el peligro que llevaba el United.

Otra vez Salihi al 71’ conectó un remate dando una vuelta sobre su propio eje pero Hall atrapó. A estas alturas del partido prácticamente 20 jugadores se mantenían en la cancha del Dynamo con un United desesperado al ataque y Houston defendiendo la diferencia a su favor de 4-1 en el marcador global.

Una situación de la que por poco sacó provechó el defensor visitante Kofi Sarkodie quien se escapó solo con un balón y remató cruzado a pocos centímetros por fuera del palo izquierdo de la portería de Bill Hamid.

Otra vez Boniek llevó peligro al DC cuando al 76 remató a puerta, aunque esta vez encontró a Hamid bien colocado para detener. El cancerbero igual sacó otro tiro peligroso dos minutos después, esta vez proveniente de Kandji.

La insistencia del DC dio su fruto al 84’ cuando Boskovic se coló entre un mar de piernas para marcar el del empate para el DC, reviviendo momentáneamente las esperanzas a los capitalinos y a sus más de 20 mil aficionados que los apoyaron en el estadio.

Sin embargo, todavía tenían que marcar dos goles más en los cinco minutos que quedaban de regulación más lo que decidiera el árbitro principal de sumar de descuento, pero el tiempo no les alcanzó y Houston se tituló en el Este.