• Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Las figuras a seguir en la 'Champions'
  • Próximo álbum

Neymar y Bale, sombras de Messi y Cristiano para destronar a Ribery

(Con información de EFE) El trono del Bayern de Múnich, ganador de la última edición de la Liga de Campeones, tiene un nombre. Es el de Franck Ribery, centrocampista del conjunto germano que consiguió el último trofeo de mejor futbolista de la UEFA en Europa. Es una de las múltiples figuras que competirán en la máxima competición continental, en la que aparte de Cristiano Ronaldo y Messi, aparecen Gareth Bale y Neymar para intentar destronar al francés.
(Con información de EFE) El trono del Bayern de Múnich, ganador de la última edición de la Liga de Campeones, tiene un nombre. Es el de Franck Ribery, centrocampista del conjunto germano que consiguió el último trofeo de mejor futbolista de la UEFA en Europa. Es una de las múltiples figuras que competirán en la máxima competición continental, en la que aparte de Cristiano Ronaldo y Messi, aparecen Gareth Bale y Neymar para intentar destronar al francés.
Los dos quedaron en un segundo plano. Ahora, y hasta el 24 de mayo de 2014, cuando se disputará la final de la Liga de Campeones en el estadio Da Luz de Lisboa, intentarán demostrar que pueden quitar a Ribery una corona que ganó justamente. Messi, que logró el Balón de Oro, lo hará desde un Barcelona con un solo refuerzo, el de Neymar, otro candidato que será una incógnita por su aclimatación.
El argentino intentará olvidar el final de temporada que completó el año pasado, con lesiones y dudas que amargaron sus dos últimos meses del curso. La presencia de Neymar en el equipo debería ayudar al internacional albiceleste, que con el brasileño podría hacerse más poderoso.
En una situación similar se encuentra Cristiano. Su orgullo es infinito y no descansará hasta conseguir la décima Copa de Europa para el Real Madrid que podría abrirle las puertas a su ansiado Balón de Oro y al trofeo de la UEFA que ganó Ribery. Como Messi, tendrá otra competencia mediática, la de Bale, que según diferentes versiones podría haber sido el fichaje más caro de la historia del fútbol (cien millones de euros) o el segundo por detrás del mismo Cristiano con unos hipotéticos 91 millones de euros.
Pero la Liga de Campeones tendrá el foco listo para otros jugadores. La competición no sólo vivirá de Cristiano, Messi, Ribery, Neymar y Bale. Otros intentarán restar protagonismo a los cinco "monstruos" del torneo.
Es el caso del trío de españoles del Real Madrid y del Barcelona. En los blancos, Francisco Roman Alarcón "Isco", ganador el año pasado del trofeo "Golden Boy" al mejor jugador joven de Europa, intentará brillar en el centro del campo y hacer olvidar la marcha de Mesut Özil. En los azulgranas, Andrés Iniesta y Xavi Hernández son figuras indiscutibles a las que hay que seguir. Si ellos no funcionan, Messi y Neymar pierden prestaciones.
En el Bayern de Múnich, Ribery no estará solo. Le acompañará el extremo holandés Arjen Robben. Pep Guardiola intentará dar continuidad al proyecto ganador de Jupp Heynckes con otro estilo y comandados por dos jugadores que podrán apoyarse en grandes futbolistas como Thomas Müller, Toni Kroos o el portero Manuel Neuer.
Un escalón por debajo, pero también candidatos al título, están el Manchester United, el Chelsea, el París Saint Germain, el Juventus, el Manchester City y el Borussia de Dortmund, con sus respectivas estrellas con ganas de llamar a las puertas del éxito.
Es el caso de Robin Van Persie o Wayne Rooney, que desde el United intentarán dar lustro al proyecto de David Moyes; también Andrea Pirlo, el metrónomo del Juventus; o Sergio Agüero, en el City, al que liderará para intentar pasar de una vez la fase de grupos, donde su equipo se atasca desde que los millones aparecieron en el club que entrena el chileno Manuel Pellegrini.
También entran en liza poderosos Marco Reus y Robert Lewandowski, que tirarán del Dortmund para intentar jugar por segunda temporada consecutiva la final del torneo. En el Chelsea de José Mourinho, predomina más el bloque que el brillo individual, pero el regreso a una gran liga europea del camerunés Samuel Eto'o siempre crea interés.
Como el que despierta el sueco Zlatan Ibrahimovich, incombustible y siempre eficiente, que tendrá dos escuderos de lujo en el PSG, el brasileño Lucas Moura y el uruguayo Edinson Cavani, que querrá demostrar que vale los 64 millones de euros que su club pagó al Nápoles este verano.
Precisamente en el conjunto italiano jugará el argentino Gonzalo Higuaín, que salió del Real Madrid para dar un giro a su carrera y lograr éxitos con el Nápoles. Igual hizo Mesut Özil, que en el Arsenal intentará demostrar a los blancos que se equivocaron dejándole marchar.
Y David Villa en el Atlético, que se fue del Barcelona en busca de otros retos igual de importantes. Todos son las sombras de Ribery, Cristiano, Messi, Bale y Neymar, que acapararán casi todos los focos de la Liga de Campeones.
Próximos álbumes

Carlos vela marca dos golazos y mete a la Real Sociedad en Champions

El Real Madrid se aferró con uñas y dientes al empate ante Bayern Munich

La final de la Champions, el partido que ya dividió a Madrid

Chelsea se robó el empate a ceros del Vicente Calderón

Disfruta más imágenes
a tu izquierda