Publicidad

  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • El Dortmund goleó al Madrid en la ida
  • Próximo álbum

El Borussia Dortmund goleó al Real Madrid en la semifinal de ida de 'Champions'

El Signal-Iduna-Park en Dortmund, Alemania recibía la segunda semifinal de la Champions League en su duelo de ida.
El Borussia Dortmund tenía la misión de aprovechar su localía en este primer choque.
Y no era cosa sencilla, pues los alemanes se veían las caras con el Real Madrid.
Apenas comenzó el partido y los teutones lucían convencidos de poder dañar al rival. Marco Reus tiraba regates ante cuanto madridista se le plantaba enfrente y pudo marcar el primer tanto.
Pero el abrir el marcador era tarea para un letal delantero polaco que minutos antes dejó ir una clara ocasión.
Robert Lewandowski aparecía en el lugar y momento preciso para cerrar un centro medido y poner el 1-0.
Luego de ese tanto, los españoles se lanzaron en busca del empate, pero con poca claridad en su juego y gran respuesta de la zaga local.
El juego madridista encontraba problemas para fluir y los alemanes querían sacar provecho al contragolpe.
Se jugaban los últimos minutos del primer tiempo y los defensas del Madrid tenían que trabajar horas extra ante las llegadas del Borussia.
Pero una terrible falla de los locales en un contragolpe de los visitantes costó bastante trabajo.
Cristiano Ronaldo recibió la pelota con la puerta vacía y colocó el 1-1.
Los blancos encontraban un premio cuando menos lo esperaban, justo antes de llegar al medio tiempo.
Este tanto parecía ser el golpe al esfuerzo alemán.
Pero en la segunda mitad las cosas volvieron a ser como al arranque del primer tiempo.
El Madrid quería mantener la buena racha con que cerraron el tiempo anterior, pero no podrían estar más lejos de eso.
La polémica comenzó a presentarse en el juego cuando todo el Madrid pedía un fuera de lugar que no se marcó.
Lewandowski volvía a aparecer dentro del área chica y simplemente punteaba la pelota para devolver la ventaja a su club.
Ni los constantes y airados reclamos de los visitantes cambiaron la decisión del árbitro.
El Dortmund despertaba a toda su afición con este segundo gol.
No habían pasado ni cinco minutos cuando el marcador se movió una vez más.
Con un auténtico golazo, lleno de técnica, el delantero polaco hacía su triplete.
Este partido estaba resultando la noche perfecta para Robert.
Dos goles de ventaja ya era una diferencia a considerar, aún para un equipo como Real Madrid.
Los 'merengues' no podían entender cómo es que casi en un abrir y cerrar de ojos el marcador ya los tenía en esa posición.
Pese a los intentos por reaccionar, Cristiano y compañía no tenían claridad al ataque.
Penalti a favor del Dortmund y todos querían ver que lo cobrara el hombre de la noche.
El atacante polaco tomó la pelota y dejando los nervios de lado impactó el balón con potencia.
Cuatro goles de Lewandowski, tal y como el propio jugador lo señalaba.
Una desventaja de tres goles que nadie habría pronosticado.
El arquero Diego López evitó lo que pudo haber sido un lapidario quinto gol.
Se escuchaba el silbatazo final y los alemanes comenzaban el festejo con su gente.
Un marcador que sorprendía al mundo de la Champions League por segundo día en fila, luego de la aplastante derrota del Barcelona por 4-0 ante Bayern Munich.
Con este resultado de 4-1, el Dortmund espera poder sumar otro resultado favorable en el Santiago Bernabéu, o al menos acabar con un global que le permita estar en la final que hasta el momento parece tener sabor netamente alemán.

Publicidad

Próximos álbumes

Contundente triunfo del Bayern Munich sobre el Barça en las semifinales de ida

Real Madrid se da un paseo por Anfield

Aztecas en la Champions League

El Real Madrid le dio la vuelta al Atlético en la final de Champions League

Disfruta más imágenes
a tu izquierda