Ocho jugadores de Xelajú acusados de agresión se entregan a la policía de Guatemala

xelaju guatemala

Logo del club Xelajú de Guatemala

- Univision.com

GUATEMALA - Ocho jugadores del Xelajú guatemalteco, entre ellos dos brasileños y un costarricense, se entregaron a la Policía, que los buscaba por supuesta agresión contra otro miembro del club.

El portavoz de la Policía, Pablo Castillo, confirmó a Efe que los futbolistas, entre ellos los brasileños Israel Silva y Juliano Rangel y el costarricense Sergio Morales, se entregaron este lunes a las autoridades en Quetzaltenango, a unos 201 kilómetros al oeste de Ciudad de Guatemala.

El grupo es acusado de haber golpeado en diciembre pasado al jugador juvenil Mario Humberto Rodas Ramírez, de 14 años, quien interpuso la denuncia ante las autoridades.

Los otros jugadores implicados que se entregaron este lunes son los guatemaltecos Edgar Chinchilla, de 26 años; Milton Gary Leal, de 27; Kevin Eduardo Arreola, de 23; Julio Francisco Estacuy, de 29, y el hondureño José Alberto Mendoza Paz, de 24.

Los jugadores fueron trasladados al Juzgado Segundo de Primera Instancia Penal de la ciudad de Quetzaltenango para que aclaren su situación jurídica, de acuerdo a la información oficial.

El pasado 20 de diciembre Rodas se presentó a entrenar con el equipo mayor y para su sorpresa, según la denuncia que presentó ante la Fiscalía, varios jugadores lo esperaban con tijeras y máquinas para raparlo en una especie de 'bautizo'.

El futbolista dijo que Silva lo agarró del cuello y Sergio Morales se acercó para cortarle el pelo, pero lo empujó y ello enojó al costarricense.

Ante la negativa del jugador a ser 'bautizado', los jugadores, según su denuncia, los agredieron y los exámenes médicos realizados determinaron que sufrió lesiones en sus genitales, espalda y rodillas.

El Ministerio Público señala a los jugadores del delito de violencia contra menores.

La detención de los ocho futbolistas se suma a la de William Oroxom, el utilero del Xelajú, quien fue detenido la semana pasada y luego puesto en libertad bajo fianza, también por supuestamente estar implicado en la agresión al jugador.