La salida de Pinto de selección costarricense provoca incertidumbre

Jorge Luis Pinto

Jorge Luis Pinto

- Getty Images

La salida del colombiano Jorge Luis Pinto, de la dirección técnica de la selección mayor de fútbol de Costa Rica, ha provocado incertidumbre por el futuro de dicho representativo.

En virtud del desempeño sin precedente del equipo en la Copa del Mundo Brasil 2014, se suponía que el cierre de la gestión de Pinto sería apacible, enmarcada en parámetros amistosos.

A su regreso de Brasil, el equipo fue aclamado por cientos de miles de costarricenses quienes recibieron, a jugadores y al técnico, como a héroes nacionales.

La conferencia de prensa para oficialmente anunciar si Pinto quedaría como entrenador del cuadro costarricense, o si se iría, fue programada para la tarde del 24 de julio, en el Proyecto Goal, complejo deportivo a unos 22 kilómetros al noroeste de aquí.

Al inicio de la conferencia de prensa, el presidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol), Eduardo Li, anunció la salida de Pinto y agradeció al colombiano el trabajo cumplido, y le aseguró que podía regresar cuando quisiera.

Pero la cordialidad fue pulverizada cuando Pinto inició su intervención, planteando fuertes críticas a sus ex compañeros de trabajo, señalando lo que presentó como deslealtades.

En ese sentido, dijo que, durante un año y medio –la mitad de su gestión al frente del cuadro costarricense-, “dormí (…) con el enemigo”.

Esto incluyó, según aseguró entonces, sin identificarlo, que uno de sus asistentes pidió, a autoridades de la federación, que lo quitasen como director técnico.

Finalizada la conferencia de prensa, Li declaró a periodistas que, en la conferencia de prensa, “se rompió, de alguna forma, lo acordado con el señor Jorge Luis Pinto”.

“Habló cosas que habíamos acordado no hablar”, dijo el presidente de la federación, para agregar que “teníamos un pacto de que saliéramos, digamos, ambas partes, por la puerta grande”.

El equipo no sólo clasificó a octavos de final, sino que los hizo invicto, habiendo vencido a dos campeones mundiales, Uruguay e Italia, y empatado, sin goles, con otro, Inglaterra.

Para dar más valor agregado su gestión en Brasil, “La Sele” costarricense empató 1-1, y definió mediante tiros penales su partido ante el equipo griego, para pasar a cuartos de final, hecho sin precedente en la historia del futbol de Costa Rica.

El equipo “tico” fue eliminado en cuartos, cuando, tras empate sin goles con su contraparte de Holanda, perdió en penales.