Perú y Uruguay se juegan media clasificación mundialista en Lima

peru uruguay

Perú  busca cumplir un trabajo de control de balón en campo contrario con un rival cerrado, según explicó el entrenador Sergio Markarián

- Getty Images

Control para controlar a la "Celeste"

LIMA - La selección de Perú dedicó su segunda jornada de entrenamiento a cumplir un trabajo de control de balón en campo contrario con un rival cerrado, según explicó el entrenador Sergio Markarián, con miras al partido del viernes frente a Uruguay.

El técnico uruguayo trabajó con el equipo completo, tras el arribo a Lima de Carlos Zambrano, Yordi Reyna, Paolo Hurtado y Alberto Rodríguez, y dedicó una parte a entrenar con los juveniles de la sub-18 y a poner en forma a Christian Benavente, Rinaldo Cruzado y Juan Vargas.

Con el resto del equipo, Markarián hizo "una sesión de balón parado de ataque para saber cómo resolverlas" y también "un trabajo específico para defensores y atacantes".

Finalmente, "rematamos un trabajo de control de balón en campo contrario donde enfrentamos un rival cerrado", explicó.

El entrenador de la Rojiblanca se mostró satisfecho de la práctica y aseguró que todos estaban "contentos".

El equipo peruano comenzó ayer sus entrenamientos en la Villa Deportiva Nacional (Videna) de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) en dos horarios y a partir de mañana entrarán en una concentración rígida hasta el viernes, día del partido por la eliminatorias del Mundial Brasil 2014.

Perú ocupa la séptima posición, con 14 puntos, dos menos que Uruguay, que tiene los mismos que Venezuela, el tercer equipo que pelea por la quinta plaza de las eliminatorias y la posibilidad de disputar la repesca mundialista.