Publicidad | Vea su anuncio aquí

Panamá tendrá una dura prueba contra España en partido amistoso millonario

EspanavsPanama

España y Panamá se enfrentan en un amistoso mucho más útil en lo futbolístico para los centroamericanos.

- Getty Images

PANAMÁ - La selección de futbol de Panamá enfrentará una dura prueba cuando enfrente a su similar de España, campeón del mundo, en un partido amistoso que dejará ganancias millonarias.

El cotejo por la Copa V Centenario arrancará a las 16:30 horas locales (21:30 GMT) en el estadio Rommel Fernández, con capacidad para unos 30 mil aficionados, quienes deberán pagar por boleto entre 45 y mil 200 dólares, los precios más caros para un partido de futbol en Panamá.

Para los panameños, será el primer cotejo amistoso luego de conseguir su pase al hexagonal final de la Confederación Norte, Centroamérica y del Caribe de Futbol (Concacaf), que el año próximo repartirá tres cupos directos al Mundial de Brasil 2014.

El entrenador de los canaleros, Julio César Dely Valdés, anticipó que España mantendrá su estilo de juego como hace siempre ya sean partidos oficiales o amistosos.

“España siempre intenta ser protagonista, tener la pelota, no le veo casi puntos débiles”, manifestó Dely Valdés, cuya meta es lograr la primera calificación de Panamá a un Mundial de selecciones mayores.

A España “no le puedes jugar de tú a tú, es un tipo de partido en que si intentas que tu selección tenga un máximo de concentración, debes duplicar todo, esfuerzo, ayuda, cobertura”, mencionó.

El jugador español Juan Mata, delantero del Chelsea, pronosticó un partido intenso contra un “rival competitivo”.

“Va a ser muy importante para ellos jugar contra la selección española; es un partido que va a ver todo el mundo y vamos a intentar estar a su altura en intensidad y concentración porque si no será cuesta arriba, como nos ha pasado otras veces”, dijo Mata.

Aunque “no va a ser un partido de clasificación, representamos a una cosa que tenemos que darlo todo; vamos a salir al campo a darlo todo”, dijo por su parte el volante Markel Suzaeta.

La declaración de que España hará su máximo esfuerzo surgió ante la polémica creada por el español Cesc Fábregas, quien dudó del beneficio de viajar durante más de 12 horas para enfrentar a Panamá.

Para el cotejo el técnico panameño convocó a 10 jugadores de clubes extranjeros, mientras el entrenador de los españoles, Vicente del Bosque, dejó fuera a varias figuras, entre ellas David Silva, Gerard Piqué, Xabi Alonso y Francisco Torres, entre otros.

Más allá de los beneficios deportivos, el diario La Prensa señaló que habrá ganancias económicas para los organizadores privados del partido, con empresas vinculadas al presidente panameño, Ricardo Martinelli.

Según La Prensa, la Federación Española obtendrá por el partido tres millones de dólares y la Federación Panameña 300 mil de dólares. El cotejo se realizará en el Estadio Rommel Fernández, cuyo administrador estatal no cobrará por su uso.

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí