Juez rechaza exonerar a Lionel Messi y le deja a puertas de juicio por fraude fiscal

EFE | Jul 28, 2014 | 7:28 AM
BBARCELONA, España - Un juez de Gavà (Barcelona) ha rechazado la petición de la fiscalía de archivar la acusación de fraude fiscal contra Leo Messi y ha ordenado seguir la causa, en la que el internacional argentino queda a las puertas de ir a juicio junto a su padre Jorge Messi por tres delitos contra Hacienda.
En un auto, el titular del juzgado de instrucción número 3 de Gavà (Barcelona) mantiene así la imputación contra el astro del Barcelona y da diez díaz a la fiscalía y al abogado del Estado para que soliciten la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa.
El juez rechaza la pretensión de la Fiscalía de archivar la causa contra Leo Messi y mantenerla sólo contra su padre porque cree que existen "indicios suficientes" para considerar que el futbolista "podría haber conocido y consentido la creación y mantenimiento de una estructura societaria ficticia, que tenía como única finalidad eludir el cumplimiento de las obligaciones tributarias derivadas de los ingresos generados por la explotación de sus derechos de imagen".
El juez imputó en junio del pasado año a Leo Messi y a su padre Jorge por tres delitos contra la Hacienda Pública, al estimar que defraudaron 4,1 millones de euros, entre 2007 y 2009, burlando la tributación de los ingresos derivados de la cesión de los derechos de imagen del jugador a través de un entramado societario.
Tras repasar uno a uno todos los contratos firmados por Leo Messi, con los que supuestamente avalaba la creación del entramado societario, el juez recuerda que para considerar partícipe en los hechos a un imputado en este tipo de delitos fiscales "no es necesario que tenga pleno conocimiento de todas las operaciones contables o societarias ni la cuantía exacta de lo defraudado".
"Basta con que existan indicios de que Leo Messi ha podido conocer y consentir la conducta defraudatoria, incluso a título de dolo eventual -en que el autor del delito lo comete pese a conocer la alta probabilidad de su resultado lesivo- sin que sea necesario ni que tales indicios hayan sido plenamente acreditados ni que dicho conocimiento pueda haber abarcado todas las operaciones contables o societarias o la cuantía exacta de lo defraudado", subraya el juez.
Con esta argumentación, el juez tumba la petición que en junio pasado le planteó la fiscal Raquel Amado, que pidió que se archivara la imputación contra Messi y se acabara la instrucción manteniendo sólo como imputado al padre del jugador, Jorge Messi, al considerar que la conducta del futbolista no era constitutiva de delito.
La fiscal consideraba que había quedado acreditado que Leo Messi "no intervenía en la toma de decisiones sobre la gestión y canalización de sus ingresos ni conocía realmente el alcance, dimensión, finalidad y efectos del entramado societario" articulado por su padre para eludir el pago de impuestos.
La fiscal consideró creíble el alegato de Messi, quien en su declaración como imputado ante el juez, el 27 de septiembre de año pasado, confesó que era desconocedor de los aspectos relacionados con la explotación de sus derechos de imagen y de la tributación de sus ingresos: "la plata la maneja mi papá y yo confío en él".
Por el contrario, el abogado del Estado pidió que el juez diera por concluida la instrucción manteniendo como imputados tanto al futbolista como a su padre.
En el auto notificado hoy, el juez recuerda que el propio Jorge Messi reconoció que la creación del entramado societario, con el que se eludió el pago de impuestos, partió de él, aunque fue asesorado por otros, y que era él quien gestionaba económicamente los derechos de imagen de su hijo, ganador de cuatro Balones de Oro.
No obstante, el juez subraya que existen indicios de que Messi conoció y consintió el entramado defraudatorio, por lo que acuerda mantenerle la imputación a las puertas de que el caso vaya a juicio.
El juez recuerda que en el actual momento procesal no se tiene que decidir sobre la inocencia o la culpabilidad de Leo Messi, "sino simplemente determinar si existen o no indicios de participación de este imputado en los hechos y, más particularmente, si existen indicios de que conociera y consintiera la defraudación tributaria", como cree que sí ocurre.
El juez reconoce que pueden existir dudas sobre la concurrencia de un delito en la actuación de Leo Messi o que está puede no haber quedado totalmente acreditada, si bien considera que estas dudas se deberían resolver en un juicio y no en la fase de instrucción.
A la hora de mantener la imputación de Leo Messi y su padre, el juez considera "irrelevante" que ambos consignaran judicialmente cinco millones de euros, menos de dos meses después de ser citados a declarar como imputados, para cubrir las cantidades presuntamente defraudadas, pese a que reconoce que ello puede comportar una rebaja de la pena que se les pudieran imponer.
El juez también considera "irrelevante" para el procedimiento judicial que los Messi hayan llevado a cabo declaraciones complementarias para poder regularizar su tributación en los ejercicios posteriores a los examinados en la instrucción, que se limita a los años 2007, 2008 y 2009.
©EFE
Comentarios