Santos 2-3 Atlas: Los Rojinegros ganan en Torreón y apagan la fiesta azulgrana

Medio Tiempo | Mar 01, 2014 | 12:14 AM

SIGUIENTE:

Los Rojinegros ganaron en la Comarca Lagunera gracias a la destacada actuación del chileno Rodrigo Millar que marcó dos goles.

TORREÓN - Los Zorros del Atlas derrotaron 3-2 a Santos Laguna a domicilio con gran actuación de Rodrigo Millar quien hizo un doblete en el partido de la jornada 9 de la Liga MX.
“Match Center del Santos vs.”
Atlas consiguió oxígeno puro al imponerse de visita al Santos Laguna en un juego en el que supieron aprovechar los distintos momentos y circunstancias que se dieron en el Estadio Corona. Con la victoria, el conjunto tapatío recuperó la ventaja de cinco puntos en la Tabla Porcentual con respecto del Atlante, que previamente venció a Morelia.
Los laguneros ligaron un par de derrotas consecutivas y se quedaron estancados se estancados en 10 puntos, con lo que se complican sus propias aspiraciones de meterse la zona de calificación. Además de que Oswaldo Sánchez no pudo celebrar con triunfo la marca de 698 juegos en Primera División.
El juego inició con algo de polémica ya que apenas al minuto de juego Leandro Cufré golpeó a Mauro Cejas en la pierna después de haber hecho contacto con el balón en jugada dentro del área, el silbante dejó correr la jugada a pesar del contacto, todo terminó en tiro de esquina.
Sabiendo del triunfo de Atlante en Morelia, los rojinegros arrancaron con la necesidad de marcar gol lo más pronto posible, la instrucción desde la banca fue de adelantar líneas, de jugar un poco más arriesgado dejando algunos espacios atrás lo que les costó el primero gol en contra.
A los 16 minutos, Sergio Ceballos mandó peligroso centro que Darwin Quintero remató con la cabeza, Vilar alcanzó a desviar pero el propio Quintero contrarremató para ponerla en al fondo de la portería. Santos tomó la ventaja sin hacer mucho esfuerzo.
El juego no cambió mucho en cuanto a ritmo de juego, si bien, Atlas se replegó un poco más, no renunció al ataque y encontró su recompensa al minuto 26 cuando el chileno Rodrigo Millar realizó una gran jugada con balón dominado justo a la altura del manchón penal, con una finta se quitó a 3 defensores para disparar cruzado y vencer a Oswaldo Sánchez poniendo el empate en el marcador.
Poco después vino otra gran jugada rojinegra, José Ortigoza filtró un balón de gran manera que recibió Maikon, este simplemente tiró a ras de pasto para poner el 2 por 1 en favor de los tapatíos a los 32 minutos de tiempo corrido.
La dinámica de juego fue alta y las jugadas claras se mostraron en ambos lados aunque con un poco de dominio local, toda vez que los santistas explotaron la banda derecha por medio de Andrés Rentería, quien supo llegar a fondo para enviar centros bien medidos, creando peligro en la meta de Federico Vilar.
Para el complemento Caixinha mandó a la cancha a Javier Orozco en lugar de Sergio Ceballos para darle más profundidad al frente y tener una mayor oportunidad de anotar dejando claramente a dos elementos como delanteros punta.
El ajuste le dio buenos resultados a Santos que se hizo del juego y del dominio del balón, pisó con personalidad terreno enemigo obligando a Federico Vilar a lucirse como en sus mejores tiempos, el arquero argentino se convirtió en factor para su equipo.
La constante fueron las llegadas de los laguneros con mala fortuna, Rentería, Darwin, Alanís y Orozco tuvieron para meterla pero entre el poste, la buena actuación de Vilar o los errores propios el gol simplemente no cayó.
Se fue escurriendo el tiempo y la desesperación por empatar de los de verde y blanco fue creciendo, mientras que los zorros supieron meterle calma a la situación para jugar con el reloj a su favor.
Fue un juego de esos en que el balón fue caprichoso para los locales y no así para la visita, Santos tuvo para empatar y ganar pero no pudo hacerlo. Por el otro lado fue una historia distinta, a los 85 minutos Rodrigo Millar remató de cabeza un centro de Enrique Pérez para provocar daño de muerte en la portería del histórico. Santos cayó en casa 3 goles 1 ante un Atlas que hizo justo lo que tenía que hacer y contó con esa dosis de suerte que de vez en cuando en necesaria.
Vino una reacción lagunera a un par de minutos del final con Javier Abella que consiguió el segundo tanto santista. Esto provocó un cierre cardíaco con unos rojinegros metidos en un palmo de terreno mientras que los Guerreros fueron aún más insistentes.
Se dio así una victoria que quedará marcada en la estadística como el partido en que Atlas se sacudió la paternidad lagunera, toda vez que dejó en 9 juegos consecutivos sin triunfo ante los albiverdes.
Santos visitará a las Águilas del América el próximo sábado, por su parte Atlas a Chiapas FC.
©Medio Tiempo
Comentarios