Para Chivas no es novedad tener que remontar en una serie de liguilla

Notimex | Nov 17, 2012 | 7:14 PM
GUADALAJARA - El escenario que Chivas tiene en la Liguilla, no es desconocido en la historia reciente del Guadalajara, así como para sus aficionados.
En la memoria del fanático rojiblanco permanecen cuatro historias de alarido, de reacción y de coraje, donde Guadalajara se impuso a la lógica y logró dar volteretas al resultado, en escenarios no favorables y que le tenían virtualmente contra las cuerdas.
Chivas conoce de las volteretas en Liguilla, viviendo momentos épicos que le alcanzaron para escalar un poco más en las Liguillas de los últimos años.
El antecedente más reciente se remonta al torneo Clausura 2006, cuando Chivas perdió 3-2 en casa ante Jaguares en la ronda de Cuartos de Final, en un encuentro que quedó enmarcado por una lamentable actuación del entonces joven y enjundioso arquero surgido de la cantera rojiblanca, Alfredo Talavera.
En la vuelta celebrada en Tuxtla Gutiérrez, Chivas le dio la vuelta y superó por 4-2 a Jaguares, consumándose una voltereta con un plantel plagado de jóvenes, y el cual fue nombrado y recordado por varios aficionados como “El Milagro del Centenario”.
En el torneo Clausura 2004, en la misma ronda de Cuartos de Final, Chivas perdió 2-0 ante Atlante en el Estadio Azteca, pero en el encuentro de vuelta en el Estadio Jalisco, Guadalajara derrotó por 3-1 al cuadro azulgrana, dándole la vuelta en el encuentro de regreso.
En ese mismo Clausura 2004, Chivas perdió la ida de las Semifinales ante los Diablos Rojos del Toluca por 1-0, el Rebaño necesitaba ganar en su casa y lo consiguió, a pesar del drama vivido en el Jalisco, en la recta final del encuentro, cuando Oswaldo Sánchez atajó un penal. Gracias a esa remontada, Guadalajara obtuvo el boleto a la gran final, la cual perdió ante Pumas.
Otro de los encuentros más recordados por la afición del Guadalajara, fue en el Repechaje del torneo Clausura 2003, cuando Cruz Azul goleó a Chivas por 4-1 en el Estadio Azul, en un encuentro recordado, entre otras cosas, por la valentía de Ramón Morales, al jugar con un hombro lastimado y un cabestrillo que le permitió seguir en la cancha. La vuelta celebrada en el Estadio Jalisco fue de alarido, pues Guadalajara vino del 5-1 global (Palencia marcó de penal muy temprano en el juego) y convirtió cuatro goles para clasificarse a la Liguilla por el título.
Déjanos tus comentarios en nuestros foros y comparte la información en Facebook y Twitter.
©Notimex
Commentarios