Publicidad

  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • protestas copa
  • Próximo álbum

Protestas y violencia en plena Copa Confederaciones

Decenas de miles de brasileños se lanzaron a las calles de Sao Paulo y otras ciudades brasileñas para protestar contra los multimillonarios gastos del Mundial en plena Copa Confederaciones.
La policía estimó que unas 30 mil personas manifestaron en las calles de Sao Paulo, acercándose a la avenida Paulista, una de las principales de la ciudad.
Otros 6 mil protestaron en el centro de Rio y miles más en Brasilia, Belo Horizonte, Fortaleza, Salvador y otras ciudades del país.
En Belo Horizonte la policía disparó gases lacrimógenos y balas de goma contra los manifestantes para impedirles que se acerquen al estadio Mineirao, donde jugaron Nigeria y Tahití por la Confederaciones (6-1).
Los manifestantes, convocados a través de las redes sociales y sin liderazgo político o social definido, reclamaban pacíficamente más inversiones en transporte, en salud y en educación.
Estas son las mayores manifestaciones en 21 años en Brasil, la población no acostumbra salir a la calle a expresar su descontento, desde las protestas de 1992 contra el gobierno del expresidente Fernando Collor de Melo.
En Brasilia unos 5 mil manifestantes bloquearon la principal avenida donde se encuentran los ministerios y otros edificio del gobierno, y llegaron al Congreso.
Así, la respuesta policial a las quejas ciudadanas no se hizo esperar y fue por medios de gases lacrimógenos y balas de goma.
Las manifestaciones comenzaron hace unos 10 días en Sao Paulo a raíz del alza del boleto de bus, tren y metro de 1,5 a 1,6 dólares, días antes del inicio de la Copa Confederaciones.
Las quejas se ampliaron contra los 15 mil millones de dólares destinados por el gobierno para el Mundial del año próximo.
El gobierno brasileño advirtió no tolerará manifestaciones que perturben la realización de los partidos de la Confederaciones, y cumple con la advertencia.
Los manifestantes, en su mayoría jóvenes y de clase media, han denunciado la represión policial, especialmente en Sao Paulo, donde hubo más de 230 detenidos y un centenar de heridos.
Tras una actitud violenta de parte de la policía y muy criticada por los medios y partidos políticos, el gobierno de Sao Paulo aseguró que la policía no disparará más balas de goma contra los manifestantes.
Y mientras en los estadios el fútbol sigue atrayendo a la población mundial en las afueras la realidad implica algo muy distinto.
Tras este momento de alta tensión recientes encuestas señalaron por primera vez una caída en la aprobación del gobierno de la presidenta Dilma Rousseff
De hecho la presidenta Rousseff fue abucheada en el estadio de Brasilia, al declarar inaugurada la Confederaciones junto al presidente de la FIFA Joseph Blatter.

Publicidad

Próximos álbumes

El festín de Nigeria ante Tahití también se vivió en las tribunas

Análisis de grupos de la UEFA Champions League 2014-15

La nueva lista del 'Piojo' mira más al futuro que al presente del 'Tri'

Atlético se mantiene en la punta de La Liga de España

Disfruta más imágenes
a tu izquierda