Publicidad

  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014
  • Protestas Brasil 2014

Clima de tensión en Brasil previo a la Copa Confederaciones

Una protesta de movimientos sociales en Brasilia se sumó a otras masivas manifestaciones ocurridas por las alzas del transporte en Sao Paulo y Río de Janeiro.
Esto ocurre a pocas horas antes de que se inaugure la Copa Confederaciones en la que Brasil es el país anfitrión.
Esta manifestación fue directamnete en contra del torneo promovido por la FIFA y ocurrió justo afuera del estadio donde Brasil y Japón jugarán el primer partido.
La protesta fue convocada por movimientos sociales que reclamaron por el elevado gasto público para el torneo.
Además, se acusa de las expropiaciones que han supuesto en varias de las seis ciudades sedes de la Copa Confederaciones.
Uno de los organizadores de la protesta señaló que unas 50 mil personas viven en la calle.
Se argumenta que estas personas no reciben alguna atención de un Gobierno que gasta millones en un campeonato de fútbol.
La protesta coincidió con la divulgación de un comunicado de la relatora de la ONU sobre el Derecho a la Vivienda.
En este comunicado se señala: "Experiencias pasadas demuestran que los grandes eventos deportivos resultan muchas veces en desalojos forzados".
Las autoridades no supieron explicar cómo, pese a las medidas de seguridad, las casi 500 personas que participaron en la protesta pudieron bloquear el tránsito.
Además, desplegron unos 200 neumáticos y les prendieron fuego frente al Estadio Nacional en el que se jugará el primer partido de la Copa Confederaciones.
El secretario de Seguridad de Brasilia admitió que las autoridades fueron "sorprendidas", pero garantizó que "eso no volverá a ocurrir".
El ministro de Deportes, Aldo Rebelo, descartó que la ola de protestas que vive el país pueda afectar el desarrollo de la Copa Confederaciones.
Las movilizaciones duraron casi cinco horas, dejaron decenas de heridos y, según datos oficiales, fueron detenidas 237 personas, entre ellas algunos periodistas que cubrían los hechos. .

Publicidad