España ya está en Río de Janeiro para la final de la Copa FIFA Confederaciones

Espana

.

- Getty Images

La selección española regresó a Río de Janeiro, ciudad en la que el domingo disputará en Maracaná la final de la Copa Confederaciones ante Brasil, tras el sufrido triunfo en la tanda de penaltis de semifinales contra Italia y el vuelo que completaron en la mañana de hoy desde Fortaleza.

España completó su último vuelo antes de regresar a casa. Tras acceder a la final empatando a cero con Italia, gracias a una perfecta tanda de penaltis en la que marcaron sus siete lanzadores, los internacionales españoles se pegaron un madrugón para abandonar el hotel de concentración en Fortaleza a las 8.00 horas y partir en el vuelo chárter a Río uno hora después.

Tras dos horas y cincuenta minutos de vuelo, la Roja aterrizó en la ciudad que acoge la final de la Copa Confederaciones, donde sintió un clima diferente respecto a lo que ha sufrido la última semana en Fortaleza. Rebajó cinco grados de temperatura a los 32 que le acompañaban para pasar a 27.

España regresa al hotel en el que estuvo concentrado en Río de Janiero para disputar la segunda jornada de la fase de grupos del torneo, ante Tahití, y el objetivo el cuerpo técnico es recuperar a los jugadores del gran desgaste que realizaron en el partido de 120 minutos, que preocupa para la final sumado a que España tiene un día menos de descanso que Brasil.

Tras aterrizar los jugadores completarán los 40 minutos de desplazamiento en autobús desde el aeropuerto al hotel de concentración y a su llegada comerán antes de tener tiempo para descansar en sus respectivas habitaciones. A las 17:30 horas merendarán y media hora después partirán hacia un entrenamiento que será de recuperación para los jugadores que disputaron la semifinal ante Italia.

Con Roberto Soldado prácticamente descartado para la final por el edema muscular que sufre, la atención se centra en la evolución de Cesc Fábregas. Vicente del Bosque no le forzó en semifinales con el deseo de que pueda ser titular en Maracaná. El futbolista es optimista y según dijo a Efe piensa que podrá participar ante Brasil.

La Final de la Copa Confederaciones puede ser un preambulo de lo que está por venir en la Copa Mundial Brasil 2014